Non-Stress Management

La gran mayoría de los altos directivos y directivas están inmersos en una cultura y en un estilo de dirección estresante. No solo sufren las consecuencias de su propio estrés, sino que transmiten y extienden ese estrés a sus equipos.

Hay varios efectos del estrés que debes tener cuenta a la hora de dirigir equipos:

  • El estrés es inversamente proporcional a la atención que brindas a tu equipo. A mayor nivel de estrés menor atención a tus empleados.
  • El estrés provoca el efecto “pensamiento túnel” y no te deja ver iniciativas creativas o innovadoras que tenga tu equipo.
  • El exceso de estrés aumenta el número de errores cometidos y aparecen sentimientos de incompetencia y frustración en el equipo.
  • El nivel de empatía hacia tu equipo y entre ellos disminuye casi a cero, tensando las relaciones.
  • El estrés fomenta la cultura de la queja recurrente por lo que no se hace, sin valorar lo que se hace y los logros conseguidos.
  • Tu estrés hace que el nivel de control hacia el equipo aumente sobrecargándote de tareas, disminuyendo la delegación y autonomía en ellos.

Regular y modular el estrés es una competencia estratégica e imprescindible para un buen liderazgo de tu equipo.

Accede a nuestra página de recursos

Encontrarás recursos gratuitos para descargarte.

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *